Antonio Dispara




Paseando por un mecadillo el domingo me paré a charlar en un puesto con una señora a la que le compré una jarra de barro más bien fea. Al ir a pagar se me cayó al suelo mi Dirkon y me preguntó que si eso era una cámara y que si hago fotos y que blah blah blah y que mira a ver si te gusta esta cámara que tengo aquí en una caja. Total, que por diez euros me dió la cámara de su padre. Le he metido una película de diapositivas. Me bajo a la calle ver si funciona.

Devendra Banhard - I feel just like a child.mp3 | By Antonio Saiz, 12:36

2 Comments:

Tiene pinta de pesar como la madre que la parió... En cualquier caso, las masas clamamos enfervorecidas (evohé, evohé!) por una foto de la jarra.
Anonymous eldani, at 06 marzo, 2007  
Pues 512 gramos sin carrete, 670 con la funda de cueraco y rebordes metálicos, el terciopelo de dentro no cuenta porque ha vivido mejores épocas. Allí, en el mercadillo, delante de la báscula esa que había dos puestos más allá, no sabía todavía que el objetivo es intercambiable así que no tenemos datos de lo que pesa el cuerpo.
jejeje, No hay nada que me guste más que una petición. ¡Va por u'tedeh!

Add a comment